viernes, 17 de febrero de 2012

Marco Teórico


"Muchos estudios hechos sobre la violencia y los videojuegos apoyan la conclusión que los videojuegos violentos pueden incrementar el comportamiento agresivo en los niños y adolescentes.

Un análisis de 20 años de investigación muestra que los efectos pueden ser inmediatos y duraderos a largo plazo. “Se puede producir incluso una ruptura con la vida social, llevando a un aislamiento de consecuencias nefastas. En los casos más graves, la práctica excesiva de estos juegos lleva al niño a una huida del mundo real encerrándose en otro virtual.” [1]

Esta investigación asegura que este tipo de videojuegos si afecta las manifestaciones de agresividad de los niños y adolecente, pero que el efecto puede ser inmediato o a largo plazo, esta conclusión puede servir para el proyecto de investigación que se está llevando a cabo, ya que es una variante que se puede tener en cuenta a la hora de sacar las conclusiones.

“La mayoría de los estudios sugerirían que existen efectos", dijo Jessica Nicoll de la Universidad de Saint Leo en Saint Leo, Florida, Estados Unidos, quien trabajó en el estudio. 

Sus efectos en los adolescentes y sobre todo en los niños han sido muy discutidos, siendo catalogados habitualmente como nocivos. Ahora bien, según estudios recientes su uso sería perjudicial dependiendo del tipo de juegos utilizados (contenido) y del tiempo dedicado a ellos. “[2]

A la hora de hablar de los videojuegos se puede observar una serie de posibles efectos nocivos y beneficiosos.

“Efectos nocivos:
  • Limitan la creatividad del niño o adolescente llevando a una verdadera atrofia de la capacidad imaginativa.
  • Desarrollan un agotamiento y un cansancio del sistema nervioso con la aparición de síntomas de depresión o ansiedad.
  • Se produce un deterioro en el rendimiento académico significativo apreciándose defectos en la capacidad de atención y un desinterés llamativo por las actividades escolares.
  • Hacen perder al niño el control sobre sí mismo lo cual da lugar incluso a la aparición de síntomas de abstinencia cuando no pueden practicarlos o se les priva de su uso, unido a un comportamiento impulsivo y violento.
  • Desarrolla un sedentarismo nocivo para la salud del niño o adolescente. Este sedentarismo ayudado por el consumo de alimentos perjudiciales (chucherías) desencadena la aparición de sobrepeso y obesidad.


Efectos benéficos:

  • Favorece el aprendizaje y crecimiento del niño o adolescente al obligarlo a superarse a sí mismo, buscar nuevos conocimientos y ganar en concentración.
  • Favorecer la adquisición de una mayor capacidad para la constancia en el esfuerzo.
  • Aumenta la tolerancia frente al fracaso y la conciencia de la importancia de poner el empeño en intentarlo de nuevo cuando no se consigue algún objetivo.
  • Favorece la coordinación visual y manual, potenciándose la adquisición de habilidades manuales.
  • Estimula la memoria y la capacidad para retener conceptos numéricos e identificación de colores facilitando el contacto con el entorno informático. “[4]


Los videojuegos dependiendo de las horas de uso y el tipo de videojuego, puede afectar a los niños en una proporción menor o mayor. También de ahí depende si se puede o no destacar efectos benignos.


[3] http://historiaysistemasenpsicologia.bligoo.com/content/view/302840/Videojuegos-y-sus-efectos.html . Ob.cit

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada